Etiqueta: conducción

Categorías:Consejos

Es importante para nuestra seguridad el saber qué hacer si hay una nevada en carretera de pronto o si nos quedamos atrapados en medio de una.


El temporal frío que ha entrado recientemente ya ha comenzado a dejar en distintas provincias lo que serían las primeras nevadas. Y la seguridad vial es algo que se ve realmente afectado debido al fenómeno meteorológico de la nieve precisamente, pues merma el agarre de nuestros neumáticos y nuestra visibilidad al volante, lo cual evidentemente puede provocar un accidente.

Por este motivo, es de gran importancia que tengamos bien presente cómo es que debemos conducir al comenzar a nevar, y por supuesto también que debemos revisar en nuestro coche para asegurarnos de que se encuentra en perfecto estado para poder enfrentar una nevada. A continuación, te explicaremos todo acerca de ello desde Desguaces Melli.

¿Qué hacer si hay una nevada en carretera?

Lo primero que tenemos que hacer, es asegurarnos de que nuestros neumáticos se encuentran en buenas condiciones, tenemos que llevar con nosotros cadenas (por supuesto, sabiendo cómo colocarlas) o llantas all season. También debemos de haber revisado nuestra batería antes de haber salido de casa.

Ya que ha comenzado a nevar, te recordamos de acuerdo a la DGT cuáles son los gestos que debemos realizar para mantener el control de nuestro coche y la seguridad en todo momento durante la conducción. Como primer paso, tenemos que encender las luces de cruce, reducir nuestra velocidad y aumentar nuestra distancia de seguridad con respecto al coche que llevemos enfrente.

Para poder evitar que el vehículo se deslice o resbale, lo más recomendable es seguir las rodadas y las huellas de otros vehículos, y manejando nuestro volante con bastante suavidad. Se deben evitar también circular en marchas cortas, los frenazos y acelerones, y en el momento en que arranquemos, evitar así mismo pisar el pie del acelerador, lo más recomendable sería levantar el del embrague y entonces dejar que nuestro vehículo salga de manera suave.

¿Qué hago si una nevada atrapa mi coche?

Si una nevada empieza a complicarse más de la cuenta y termina siendo imposible el circular, podríamos llegar a quedar atrapados en la nieve. Para que podamos saber perfectamente cómo reaccionar ante esta situación, se ha publicado un vídeo por parte de la DGT en sus redes sociales con consejos e instrucciones si se nos llega a presentar una nevada y nuestro coche queda bloqueado por esta razón.

Lo primero que debemos hacer mantener la calma y apartarnos para dejar que puedan pasar las máquinas quitanieves. Entonces tendremos que llamar a protección civil, emergencias o a la Guardia Civil para informarles acerca de nuestra posición.

Debemos utilizar nuestra calefacción e ir cambiando con frecuencia el aire del habitáculo abriendo las ventanillas y controlando que la nieve no comience a bloquear el tubo de escape, pues podría ser muy peligroso. Por otro lado, si contamos con la luz V-16, hay que colocarla encima del techo en de nuestro coche para indicar nuestra posición para poder ser más fácilmente localizables.

Al encontrarse la calzada ya despejada o que por fin deje de nevar, antes de retomar nuestro camino tenemos que limpiar nuestros faros de nieve y nuestro parabrisas, ya que de no hacerlo podríamos estar circulando a ciegas y por lo tanto, sufrir algún percance.

8

Categorías:Consejos

Durante esta temporada invernal, te conviene saber cuáles son las claves de conducción con malas condiciones climatológicas. Descúbrelas aquí.

Ya va alguna que otra nevada y se esperan temperaturas gélidas, y es bien sabido que se esperan un buen número de trayectos a través de carretera, como también que, debido a la temporada no sería extraño que se presentarán condiciones climatológicas adversas en la carretera (tales como lluvia, viento, niebla, nieve, hielo entre otros) que pudieran retrasar nuestro viaje y también afectar nuestra conducción.

Entonces, ¿Cuáles serían las claves de conducción cuando existe mal clima en cada uno de esos casos?. ¡Desde Desguaces Melli te lo compartimos!.

Claves de conducción con malas condiciones climatológicas

Sujeta con firmeza tu volante al haber viento: Si llegan a presentarse rachas de viento muy fuertes, es de suma importancia que reduzcamos la velocidad e ir conduciendo con marchas más cortas para lograr que nuestro motor tenga más fuerza. Tenemos que sujetar con fuerza y firmemente nuestro volante y evitar maniobras que sean muy bruscas y que puedan desestabilizar nuestro coche, en especial al adelantar.

Reduce la velocidad si hay hielo: Si al haber lluvia debemos respetar la distancia de seguridad, con placas de hielo en carretera o con heladas con mucha más razón, pues la perdida de adherencia aumenta. También lo ideal es conducir con suavidad y reducir la velocidad y la marcha para que podamos evitar cualquier percance o susto.

Circula en marchas largas con nieve: Al empezar a nevar es muy importante que circulemos en marchas largas y que bajemos la velocidad en lo posible, aparte de llevar los neumáticos más adecuados y de encender las luces. El hielo que se pueda llegar a formar después de un rato, sería lo más peligroso de la nieve, y es por este motivo que es importante seguir las marcas de otros coches al conducir, y de preferencia, tratar de circular por carreteras principales, las cuales suelen limpiarse primero.

Aumenta tu distancia de seguridad con lluvia: En toda situación siempre es importante mantener nuestra distancia de seguridad, pero cuando se presentan condiciones de clima adversas, como cuando llueve y el asfalto se encuentra mojado, es aún más importante aumentar dicha distancia, pues nuestros neumáticos perderán adherencia y nuestros frenos no reaccionarán de la misma manera que cuando el asfalto se encuentra seco. Sobre todo, debemos tener muchísimo cuidado con el efecto llamado aquaplaning, que podría causar que patinemos con nuestro vehículo y que salgamos de la vía o que suframos algún accidente de tráfico.

Circular con precaución si hay niebla: Debemos prestar mucha atención a los bancos de niebla al conducir en carretera, ya que, la perdida de visibilidad provocada por estos mismos, podría llegar a extremo de no dejarnos ver con claridad más allá de nuestro capó. Por ello hay que conducir con mucha precaución y bajar nuestra velocidad. Tenemos que intentar en la medida de lo posible, aumentar nuestro campo de visión, pues es de vital importancia que otros conductores vean nuestro vehículo. También debemos usar las luces antiniebla de manera correcta.

35