Categoría: Tips

Categorías:Consejos, Tips

Si tienes un coche con aire acondicionado, probablemente hayas oído hablar del compresor de aire acondicionado. Pero, ¿sabes realmente qué es y cómo funciona?

En términos simples, el compresor de aire acondicionado es el componente que se encarga de comprimir y bombear el refrigerante a través del sistema de aire acondicionado de tu coche. El refrigerante se enfría en el evaporador y luego se envía al condensador, donde se libera el calor. El compresor es esencial para que el aire acondicionado funcione correctamente y te proporcione un ambiente fresco en el interior del vehículo.

Si necesitas reemplazar el compresor de aire acondicionado de tu coche, es posible que te preocupe el costo. En general, los precios de los compresores de origen suelen ser bastante altos. Sin embargo, hay una alternativa más económica: los compresores de segunda mano.

En Desguaces Melli, puedes encontrar compresores de aire acondicionado de coche reciclados o de segunda mano a precios mucho más bajos que los de origen. En algunos casos, puedes ahorrar hasta un 80% en comparación con el costo de uno nuevo. Además de ser más económicos, los compresores de segunda mano son una opción más ecológica y sostenible que la compra de uno nuevo.

Es importante tener en cuenta que antes de comprar un compresor de segunda mano, debes asegurarte de que sea compatible con tu vehículo y esté en buenas condiciones. En Desguaces Melli, contamos con profesionales que pueden ayudarte a encontrar el compresor adecuado para tu coche y asegurarte de que funcione correctamente.

En resumen, si necesitas reemplazar el compresor de aire acondicionado de tu coche, no dudes en considerar la opción de comprar uno de segunda mano en Desguaces Melli. Ahorrarás dinero y estarás haciendo una elección más sostenible.

1577

Categorías:Curiosidades, Tips

Hola, soy Angel, uno de los más de 80 trabajadores de Desguaces Melli. Hoy quiero compartir con ustedes un día en mi vida como trabajador de un desguace. Para aquellos que no están familiarizados con el término, un desguace es un lugar donde se desmantelan vehículos y se venden sus piezas usadas.

Mi día comienza temprano, a las 8 de la mañana. Lo primero que hago es revisar el inventario de piezas que tenemos en el desguace y planificar mi día en consecuencia. Luego, me dirijo al patio donde están los vehículos para comenzar a desmantelarlos. Este es un trabajo que requiere mucha habilidad y paciencia, ya que cada pieza debe ser retirada cuidadosamente para evitar dañarla.

Una vez que he retirado todas las piezas que necesitamos, las llevamos al área de limpieza y las preparamos para su venta. Es importante asegurarse de que cada pieza esté en buenas condiciones antes de ponerla a la venta, ya que queremos asegurarnos de que nuestros clientes estén satisfechos con su compra.

Después de un día de trabajo duro, regreso a casa sabiendo que he ayudado a proporcionar piezas de calidad a precios asequibles para aquellos que las necesitan. Y hablando de precios asequibles, si estás buscando piezas para tu vehículo, te recomiendo que visites Desguaces Melli. Allí encontrarás una amplia selección de piezas usadas en excelentes condiciones a precios muy competitivos.

En resumen, trabajar en un desguace puede ser un trabajo duro, pero es gratificante saber que estamos ayudando a mantener los vehículos en la carretera y proporcionando piezas de calidad a precios asequibles. ¡Gracias por leer nuestro blog y no olvides visitar Desguaces Melli para tus necesidades de piezas de vehículos!

1356

Categorías:Tips

Si estás por hacerle arreglos a tu vehículo próximamente en esta temporada, te conviene saber estos útiles tips para ahorrar si vas al taller.

Es verdad que las visitas al taller mecánico no son muy del gusto de nadie. A pesar de que haya operaciones o reparaciones que estén dentro de un cierto presupuesto, hay muchas otras que no son así. Inclusive hay algunas que podrían hacernos desembolsar cientos de euros, y durante esta temporada del año en la que nos encontramos, un gasto de este tipo podría desequilibrar nuestros gastos de este mes.

Aun así, estos desajustes en nuestro bolsillo debido a estas visitas podrían suavizarse si sigues algunos consejos que te daremos a continuación desde Desguaces Melli, antes, durante y después de salir del taller.

Tips para ahorrar si vas al taller

Lo primero que tendremos que hacer es descubrir certeramente cuál sería el fallo en nuestro coche o qué actuación o reparación requiere. Cuanto más específicos seamos en describir lo que le sucede a nuestro vehículo o lo que necesitamos que se le realice, mejor podrán trabajar en este los profesionales que se encuentren en el taller, será mucho mejor el trabajo que realicen y tardarán menos tiempo también, por lo que nos ahorraremos más visitas de vuelta al taller y gastos de mano de obra.

Consulta con el taller el presupuesto

Previo a que dejemos nuestro vehículo en el taller, debemos consultar cuál será el presupuesto final con los trabajadores de este mismo. A pesar de que después puedan ser necesarias varias horas más de trabajo, es de suma importancia saber cuánto es que tendremos que pagar, y que después nos facturen el trabajo a realizarse y las piezas que necesitaremos al precio acordado desde un inicio.

Aquí es donde podremos decidir si nos gustaría o no usar piezas de segunda mano para la reparación. Sabemos que en ciertos casos no es recomendable debido a motivos de seguridad, pero en otros casos o averías es una gran opción utilizar recambios para poder ahorrar una cantidad bastante razonable. Ello podría llegar a abaratar nuestra factura hasta en un 70%. Por este motivo siempre debes consultar con el mecánico las opciones disponibles en piezas antes de que se comience el trabajo.

También, otro punto importante antes de irnos del taller es apuntar el kilometraje con el que hemos dejado el coche, pues a pesar de que los mecánicos podrían tener que conducirlo para poder detectar la avería, no debemos fiarnos de que quizás pudieran excederse en dichos trayectos y así gastar más combustible del debido.

Garantía y factura

En el momento de recoger tu vehículo y de pagar, siempre debes solicitar tu factura con cada uno de los gastos bien detallados y por supuesto, si hay algo que no cuadra, preguntar. Esta misma nos servirá en un futuro para acreditar la fecha en la que se realizó dicha reparación y así poder hacer efectiva nuestra garantía en caso necesario.

En los talleres legales se debe ofrecer una garantía de tres meses o 2.000 kilómetros recorridos por cada pieza que se ha sustituido o por cada reparación. En el caso de no ser reparaciones de desgaste, sino estéticas, el periodo será de dos años. Sabiendo esto y al contar con nuestra factura, si el coche presenta problemas o la misma avería posteriormente, deberemos presentarnos en el mismo taller que realizó la reparación para hacer el reclamo pertinente.

733