Autor: Administración Desguace

Categorías:Sin categoría

Parece complicado que ocurra, pero sucede.. Unos 70.000 usuarios al año, con datos del RACE ponen diesel a un coche gasolina y viceversa.

Echar diésel a un coche de gasolina puede causar daños significativos al motor y al sistema de combustible.

Los motores de gasolina y diésel funcionan de maneras muy distintas, y el uso del combustible incorrecto puede tener consecuencias negativas inmediatas y a largo plazo:

  1. Daño al sistema de combustible: Los componentes del sistema de combustible de un coche de gasolina, incluyendo las bombas de combustible, los inyectores y los filtros, están diseñados específicamente para trabajar con las propiedades de la gasolina. El diésel es más aceitoso y viscoso, lo que puede llevar a la obstrucción de los filtros y a la contaminación de los inyectores. Esto afecta el rendimiento del motor y puede requerir una limpieza costosa o la sustitución de piezas.
  2. Problemas de arranque y funcionamiento del motor: Debido a que el diésel no se vaporiza tan fácilmente como la gasolina, un motor de gasolina que intenta funcionar con diésel puede tener dificultades para arrancar. Si arranca, es probable que el motor funcione de manera irregular y con una eficiencia reducida. Esto se debe a que la mezcla aire-combustible no se encenderá correctamente durante el ciclo de combustión.
  3. Daño al motor: A largo plazo, el uso de diésel en un motor de gasolina puede causar daños internos debido a la combustión inadecuada. Esto puede incluir daños a los pistones, las válvulas y otros componentes internos del motor, lo que resulta en costosas reparaciones o incluso la necesidad de reemplazar el motor completo.
  4. Necesidad de una limpieza profunda: En la mayoría de los casos, si se añade diésel a un coche de gasolina, será necesario vaciar y limpiar el tanque de combustible, así como reemplazar los filtros de combustible y limpiar los inyectores. Esto debe hacerse lo antes posible para minimizar los daños.

Si esto te ha pasado, lo mejor es no intentar arrancar el coche y contactar con un servicio de asistencia en carretera o un taller mecánico profesional para que realicen el procedimiento adecuado para solucionar el problema. Intentar arrancar o conducir el vehículo puede empeorar los daños.

575